Screening Auditivo Neonatal

Se considera que la pérdida auditiva es la alteración más común al nacimiento, cifrándose para la hipoacusia severa o profunda en el recién nacido en 1 de cada 1000 nacidos. Además, muchas observaciones indican que la detección temprana de la misma, junto con el tratamiento precoz son cruciales para el desarrollo del lenguaje del niño. Por ello se han implantado programas de “Screening auditivo” que se basan en la evaluación de los niños al nacer para así determinar lo antes posible posibles deficiencias auditivas.

 

¿Cuando se debe evaluar la audición de un recién nacido?
La mejor opción para evaluar la audición de un niño es en la maternidad cuando nace. Si la audición del niño no es evaluada antes de irse del hospital se recomienda su evaluación durante el primer mes de vida. Si los exámenes indican una posible pérdida en la audición se deberá buscar una evaluación más profunda lo más pronto posible, preferentemente entre el primero y los seis meses de vida.


¿Cómo se realiza la evaluación?

Existen dos exámenes para evaluar la pérdida auditiva en niños y recién nacidos, que son:

- Otoemisiones acústicas (OAE) que consiste en colocar un audífono en el canal auditivo para medir si el oído responde correctamente al sonido. En los bebés con una audición normal se producirá un eco medible cuando el sonido es emitido a través del audífono. Si no se mide ningún eco puede indicar pérdida de la audición. Esta prueba suele realizarse a todos los niños sobre el 3º día de vida. No es en absoluto dolorosa y tarda escasos minutos. Cuando esta prueba sale normal, no suele ser preciso la realización de más exploraciones.

- Potenciales evocados auditivos de tronco cerebral (PEATC) : Se colocan unos audífonos en los oídos, al tiempo que unos electrodos colocados en la piel de la cabeza registran la actividad eléctrica que produce en el cerebro el procesamiento del sonido.



Cuando alguno de los exámenes indica una posible pérdida auditiva, el médico sugerirá un seguimiento y evaluación a cargo de un otorrinolaringólogo. No obstante, hay que saber que un resultado “sospechoso” en el screening, no significa necesariamente que el niño no oiga, sino que simplemente se deben realizar otras pruebas de confirmación.


Signos de pérdida de audición en el niño

La hipoacusia puede ocurrir en la infancia tardía, después de que el recién nacido abandone el hospital. En estos casos, los padres, abuelos y demás personas de que cuidan al niño son frecuentemente los primeros en advertir que algo ocurre con la audición del niño. Incluso si su audición fue evaluada en el momento de nacer se debe continuar estando alerta a señales de pérdida auditiva tales como:

- El niño no reacciona de ninguna forma frente a sonidos intensos e inesperados.
- No se despierta frente a sonidos de gran intensidad
- No gira su cabeza en la dirección de la voz que le habla.
- No es capaz de seguir o entender instrucciones
- Pobre desarrollo del lenguaje
- Habla muy fuerte o no usa las habilidades de lenguaje apropiadas para su edad.

Si su hijo muestra alguno de estos signos debe indicárselos al médico

¿Qué sucede si mi hijo tiene hipoacusia?

La pérdida auditiva en niños puede ser transitoria o permanente. Es importante que la pérdida auditiva sea evaluada por un médico que pueda indagar acerca de los problemas que puedan causar esta hipoacusia, tales como la otitis media (infección del oído), excesiva formación de cera en el oído, malformaciones congénitas o pérdida auditiva genética.

Si se ha determinado que la hipoacusia es permanente, el uso de audífonos puede ser necesario para amplificar el sonido que llega al oído del niño. La cirugía de oído puede ser útil para restaurar o mejorar significativamente la audición en algunos casos. Para aquellos con perdidas profundas que no se benefician suficientemente con audífonos se debe considerar un implante coclear. A diferencia de los audífonos, el implante coclear evita las partes dañadas del sistema auditivo y estimula directamente el nervio permitiendo al niño escuchar sonidos más fuerte y en forma más clara.

 

Centro registrado y autorizado por la Xunta de Galicia para Otorrinolaringología y Medicina Estética con nº de Registro C-36-001900