Drenajes Transtimpánicos o Tubos de Ventilación

Cuando existe una otitis serosa, con líquido en el oído medio, se produce una dificultad para transmitir el sonido. Así, el niño no oye bien, y si la situación se mantiene mucho tiempo puede perjudicar sus oídos de forma definitiva.


En los casos en que la otitis serosa se mantiene en el tiempo, está indicado poner en el tímpano un drenaje transtimpánico o tubo de ventilación, mediante una sencilla intervención quirúrgica. Con esto se persigue la normalización de las presiones en el oído medio, con lo que se restablecerá el funcionamiento del oído.


¿QUÉ SON LOS DRENAJES TRANSTIMPÁNICOS?
Son unos tubos muy pequeños ensanchados por sus extremos a modo de diábolo, que se insertan en la membrana timpánica. A través de la luz del tubo se permite la salida de los líquidos del oído medio, así como la entrada de aire, normalizándose la condición que ocasionó la otitis serosa.

 

¿CÓMO SE COLOCAN?

La colocación es sencilla y, generalmente no requiere ingreso hospitalario aunque sí anestesia general en el caso de los niños. Es un procedimiento rápido, que apenas ocasiona molestias en el postoperatorio.
Al cabo de un tiempo, cuando el líquido ya ha salido, los drenajes se desprenden y el tímpano se cierra por sí mismo.
En ocasiones se asocia esta operación con la extirpación de las vegetaciones, para evitar así la obstrucción de la trompa de Eustaquio.

 

Centro registrado y autorizado por la Xunta de Galicia para Otorrinolaringología y Medicina Estética con nº de Registro C-36-001900