¿Es bueno operarse las amigdalas y las vegetaciones?

3 Feb 2013

Uno de los temas más conocidos y controvertidos de la práctica de un Otorrino es la amigdalectomía (asociado o no a adenoidectomía).



¿Es bueno o malo quitarse las amígdalas y las vegetaciones?



Como todos sabéis, hace unas décadas era una práctica habitual, y casi obligada en todos los niños, y con el paso de los años se fueron restringiendo las indicaciones, y muchos médicos generales o pediatras creen que dicha cirugía puede ser perjudicial a lo largo de la vida del paciente. En estas líneas intentaré explicar un poco las recomendaciones actuales, y así ayudar a entender por qué es bueno o malo según el caso concreto de cada uno.

 

¿Qué  son las amígdalas?

 

Las amígdalas (anginas) son tejidos pequeños y redondos ubicados en la parte posterior de la boca a los lados de la garganta. Ayudan a combatir las infecciones mediante la producción de anticuerpos. Generalmente, es posible ver las amígdalas de su hijo al iluminarle su garganta.

 

La amigdalitis se produce cuando las amígdalas se infectan y se inflaman. Llamamos hipertrofia amigdalar al aumento excesivo del tamaño de las amígdalas, generalmente en la infancia.

¿Qué son las adenoides?

 

Las adenoides o vegetaciones adenoideas, que también ayudan a combatir infecciones, son similares a las amígdalas. Es un tejido linfoepitelial que se encuentran en el cávum (parte posterior de las fosas nasales y superior de la faringe) y sirven para combatir agentes infecciosos. Es como una estación de defensa contra gérmenes. Pero en este caso, es imposible verlas a través de la nariz o la garganta de su hijo y pueden causar problemas si aumentan de tamaño o se infectan.

La adenoiditis se produce cuando las adenoides se infectan y se inflaman. Del mismo modo, en la infancia se producen hipertrofias adenoideas que pueden derivar en patologias por la ocupación de espacio.

 

¿Cuáles son los síntomas de amigdalitis?

Los síntomas de la amigdalitis varían mucho según la causa de la infección y pueden presentarse súbita o gradualmente. A continuación se enumeran los más comunes, sin embargo, cada paciente puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir: dolor de garganta, fiebre (que puede ser alta o baja), dolor de cabeza, disminución del apetito, malestar general, náuseas y vómitos, dolor de estómago, dolor al tragar, enrojecimiento o supuración visibles en la garganta.

 

¿Cuáles son los síntomas de la adenoiditis o hipertrofia adenoides?

Al igual que la amigdalitis, los síntomas de la adenoiditis varían mucho según la causa de la infección y pueden presentarse súbita o gradualmente. A continuación se enumeran los más comunes, sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:, respiración a través de la boca, respiración ruidosa, ronquidos, habla nasal, períodos nocturnos durante los cuales la respiración se detiene por algunos segundos, otitis medias cronicas o agudas.

 

¿Cuáles son las razones para someterse a una amigdalectomía y adenoidectomía?

Amigdalectomia significa extirpar, quitar las amigdalas. Adenoidectomía significa extirpar, quitar los adenoides.

A continuación se enumeran algunos de los critérios que aconsejan  realizar  una amigdalectomía y/o adenoidectomía:

 

Apnea obstructiva del sueño: períodos nocturnos durante los cuales un niño deja de respirar. Siempre asociado a ronquido.

- Disfagia: Dificultad para la tragar por aumento de tamaño amigdalar.

- Deformidades cráneofaciales.

Otitis crónicas o de repetición.

- Abscesos periamigdalinos.

- Hemorragia de las amígdalas que no puede detenerse.

- Obstrucción importante de las fosas nasales y dificultad para respirar.

Indicación de amigdalectomia por infecciones de repetición:

 

Se considera amigdalitis si cumple los critérios de: adecuada observación clínica, fiebre mayor de 38º, adenopatías cervicales dolorosas, exudado amigdalar.

- Siete amigdalitis en un año.

- Cinco amigdalitis cada año, en dos años seguidos.

- Tres amigdalitis cada año, en tres años seguidos.

 

NO requieren la extirpación de las amígdalas, si bien cada niño será evaluado en forma individual:

- Amígdalas grandes: algunos niños tienen amígdalas grandes. El tamaño se reduce cuando el niño tiene entre 8 y 12 años de edad. En la mayoría de los casos, esto no constituye en sí una razón para extirpar las amígdalas.

- Alergias o falta de apetito: Una amigdalectomía y adenoidectomía no aliviarán ninguno de estos problemas.

- Faringitis víricas de repetición.

 

Riesgos y complicaciones posibles más frecuentes

Durante la operación, el paciente  será anestesiado en el quirófano con anestesia general, y el Otorrino extirpará las amígdalas y las adenoides a través de la boca. Esto significa que no se realizará ninguna incisión cutánea, y por lo tanto no quedará cicatriz. El tiempo de hospitalización será un día, aunque si cumple determinados critérios  podría realizarse de manera ambulatoria.

 

El post-operatorio es habitualmente bueno en niños, y peor tolerado en adultos. Es habitual tener dolor de garganta y dificultad para deglutir, que puede durar hasta una semana.

Todo tipo de cirugía representa un riesgo. Alrededor de un 5% presentan hemorragias en los primeros cinco a ocho días posteriores a la intervención y pueden requerir transfusiones y/o una cirugía adicional. Para evitar esta situación, se aconseja comer alimentos blandos y templados los primeros días, así que evitar los esfuerzos físicos y ambientes excesivamente calientes.

 

Resumen

Por lo tanto, y como resumen, debemos saber que es bueno realizar la amigdalectomia o adenoidectomia en situaciones en las que este tejido de defensa no funciona bien, sea porque ocupa más espacio del que debería, o porque ha perdido su función defensiva y es una fuente de infecciones. En la mayor parte de los casos, ya que son indicaciones relativas, debe individualizarse la indicación en cada paciente, según el trastorno que le genere.

 

Y como siempre, me podeis enviar cualquier pregunta o duda por mail: doctormielgo@gmail.com, facebook (Clínica Dr. Mielgo Otorrinolaringología) o en la web:www.doctormielgo.com

Please reload

Artículos destacados

Presentación Blog Otorrino

31 Aug 2012

1/1
Please reload

Artículos Recientes
Please reload

Busca por Tags
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Google Classic

 

Centro registrado y autorizado por la Xunta de Galicia para Otorrinolaringología y Medicina Estética con nº de Registro C-36-001900