Me duele el oído...

14 Jan 2013

Como os comenté en la presentación, voy a comenzar a tratar brevemente los temas de más interés de la otorrino.


Uno de los motivos de consultas más habitual tanto en atención primaria, como pediatría, o una consulta de especializada de otorrinolaringología es el dolor de oídos, conocido en términos médicos como otalgia.



El dolor de oído no es por si mismo una enfermedad, sino que es un síntoma que puede ser derivado de diferentes patologías. El oído es un órgano con una inervación sensitiva muy potente, y con diferentes nervios implicados, y por ello muy sensible. Es también por este motivo, que no siempre el dolor de oído es reflejo de una enfermedad en el propio oído, sino que en ocasiones (más frecuentemente de lo que se pueda suponer) es un síntoma de afectación de estructuras cercanas.



Entre las enfermedades comunes que afectan al oído, la más habitual es la famosa otitis, que es concretamente la inflamación de oído (externo o medio) por la infección de un microorganismo (hongos o bacterias). Esto puede ser un hecho puntual (otitis media aguda u otitis externa) o una reactivación de una patología crónica que afecta al oído medio (otitis media crónica). Hay que diferenciar, que así como la otitis aguda es muy dolorosa, la otitis media tiene formas diferentes de presentación, pero no es el dolor lo más habitual.



Por lo tanto, desde un punto de vista general, el dolor de oídos sólo tiene origen en el propio oído en el contexto de un proceso agudo. ¿Como podríamos diferenciar entre un dolor de oídos por una otitis aguda o algo diferente? Pues fundamentalmente en dos cosas habitualmente asocia una otitis: disminución de la audición y supuración (presencia de pus o humedad en el oído). Cuando alguna de estas dos cosas o las dos, aparecen asociada al dolor, es muy probable que tenga una infección del oído externo o medio, y por lo tanto, necesitará de asistencia médica por un medico general, o si es posible, por un otorrino. Un ese punto, una correcta otoscopia (visualización del oído externo y tímpano) es fundamental para el diagnóstico y un correcto tratamiento.



En cuanto a las patologías que no son propias del oído, pero que pueden tener como uno de los síntomas la otalgia, tengo que destacar dos: faringitis y disfución de la articulación de la mandíbula (ATM). Como decíamos antes, el oído tiene una rica inervación sensitiva, con ramas de diferentes pares craneales implicados. Entre ellos, el N. Glosofaríngeo da sensibilidad tanto al oído como a la lengua y la garganta, y es por eso, que todos tenemos la experiencia de haber tenido dolor de oídos en el contexto de una amigdalitis o una simplegripe. En este caso, ese dolor de oído se asociaría con dolor de garganta (odinofagia), y sólo en caso de estar con síntomas catarrales (congestión nasal) de disminución de la audición, pero nunca con la aparición de pus en el oído. En este caso se debería tratar la causa de esa faringitis, y en caso necesario con analgesia adecuada.



La otra causa de dolor de oído es la asociada a trastornos de la articulación temporomandibular. Se manifiestan con dificultad para mover la mandíbula o molestias y/o ruidos durante los movimientos; pero el síntoma que lleva al paciente a la consulta del otorrinolaringólogo es el dolor. En este caso, el nervio sensitivo compartido por ambas estructuras son raíces de la tercera rama del nervio trigémino. El dolor es generalmente difuso y de múltiples localizaciones, pudiendo abarcar la zona del oído, mejillas, sienes, dientes, mandíbula y hasta el cuello. En muchas ocasiones el otorrino diagnostica esta patología, y posteriormente deriva al odontólogo para una mejor evaluación y tratamiento.



Podríamos escribir páginas y páginas sobre este tema, pero creo que es un resumen sencillo pero que puede dar una idea de que es lo que nos puede estar pasando si en algún momento nos duele el oído. Más adelante intentaré explicar más concretamente dos de los temas tocados en este artículo: otitis aguda y otitis media crónica.



Y para acabar, sólo recordaros, que si necesitais un buen otorrino en vigo, no dudeis en pedir cita por teléfono (986.43.99.40), en la web www.doctormielgo.com, o acudir a la clínica en la calle Príncipe Nº9 1ºA, Vigo.

Please reload

Artículos destacados

Presentación Blog Otorrino

31 Aug 2012

1/1
Please reload

Artículos Recientes
Please reload

Busca por Tags
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Google Classic

 

Centro registrado y autorizado por la Xunta de Galicia para Otorrinolaringología y Medicina Estética con nº de Registro C-36-001900